miércoles, 4 de febrero de 2015

VIAJAR A INDIA: 2 QUÉ LLEVAR EN EL EQUIPAJE #India

Jaisalmer

El principal error que se puede cometer es llevar muchas cosas. Importante: a India hay que llevar muy poco equipaje. Hay una serie de cosas que voy a recomendar como necesarias, pero otras, como llevar mucha ropa, son un error. 

2. INDIA: QUÉ LLEVAR EN EL EQUIPAJE

1)    Una buena mochila. Es lo más cómodo para moverse por los sitios. No la comprarla muy grande, ya que de lo contrario se convierte en una carga demasiado pesada. Si se quiere facturar una mochila grande, tendremos que llevar otra más pequeña para llevar encima lo imprescindible en las visitas y la otra dejarla en la habitación. Mi recomendación es llevar una mochila de 40-50 litros como mucho como equipaje de mano en el vuelo para después usarla durante la estancia y, además, una pequeña maleta de ruedas para facturar líquidos, artículos de aseo o cosas pesadas y dejar en ella nuestras pertenencias en la habitación. Importante: comprar una mochila con respiración para el contacto con la espalda, que se pueda abrir de forma vertical para poder sacar cosas sin tener que sacarlo todo (evitar las que se abren sólo por arriba) y con bolsillos laterales donde podremos llevar siempre alguna botella de agua o lo que sea.
Aquí estoy yo con mi inseparable mochila

2)    Una mosquitera. Es un excelente sistema de prevención y además permite conciliar mejor el sueño bajo su manto protector. Recomiendo comprar una doble, ya que ocupa muy poco espacio y aunque se viaje sólo en muchos hoteles las camas son grandes y una mosquitera individual se queda corta para cubrirlas bien.
Nuestra cama en el hotel de Mandawa

            ... y la de Jaisalmer

3)    Una cuerda. La vamos a necesitar para colgar la mosquitera. Mínimo 10 metros, ya que a veces nos encontraremos con un ventilador sobre la cama, lo que facilitará colocar la mosquitera, pero otras veces tendremos que ingeniárnoslas cruzando la cuerda por la habitación de alguna forma para que la mosquitera quede donde tiene que quedar. La cuerda, además, nos será útil si algún día lavamos ropa y queremos colgarla en el baño o donde sea.

4)    Repelentes. Yo llevé Relec Extra Fuerte en spray. Calcular que si se utiliza para brazos, cuello y cara cada vez que se sale del hotel, dos personas pueden acabar con un envase aproximadamente en una semana. Si se va a estar más tiempo, conviene llevar más de un envase. En las farmacias de India se encuentra con facilidad un repelente local llamado Odomos, pero yo sólo pude encontrarlo en crema y me pareció más cómodo el Relec spray. Si se busca, se puede encontrar envases de Relec también en las farmacias indias, aunque en Varanasi recorrimos no menos de diez tiendas y no encontramos. En cambio en Mumbai no tuve problemas para ello. El envase es muy parecido al del Relec pero la marca es Jungle Formula Maximum.

5)    Antimosquitos de los que se colocan en los enchufes, de pastilla o frasco de líquido, para dar más protección a la habitación.

6) Pulsera antimosquitos. Ya para acabar con este tema (la verdad es que vale la pena quitarse esta preocupación), una pulsera de las que venden aquí en cualquier farmacia ayuda a estar protegido a todas horas.

7) Medicamentos. Para viajar a India hay que ir con más de un mes de antelación a un centro de atención médica especializado en viajes internacionales. En Barcelona hay varios e imagino que lo mismo ocurre en otras ciudades. Allí nos tendremos que vacunar para aquello que los doctores consideren oportuno. Hepatitis A y B y tétanos para un viaje corto, y algún tipo específico de encefalitis y rabia si el viaje es más largo. Ahora mismo no recomiendan tratamiento preventivo para la malaria, aunque sí que para viajes de más de un mes prescriben Malarone para tenerlo a mano por si acaso. 
   Medicamentos que considero básicos: 
* Para la diarrea Fortasec y antibióticos específicos (Spiraxin o Sulfintestín neomicina). Los médicos insisten mucho en este tema. La Dra. que me atendió me comentó que en su opinión, India era el destino turístico con mayor incidencia de diarrea para el viajero. Después, una vez allí, si se extreman las medias con el agua y la comida, no parece que sea tanto, pero los medicamentos por si acaso no pueden faltar en la maleta.
* Analgésicos (paracetamol) y algún antiinflamatorio.
* Antibióticos generales tipo Ciprofloxacino. No es imprescindible, pero si vamos a estar muchos días o está de más.
* Protector gástrico tipo omeprazol, para limitar las consecuencias de los excesos del picor en las comidas (esto tampoco es un problema, porque si lo pides, lo preparan todo sin picantes. En México no lo conseguí)
* Antihistamínicos.
* Alguna pomada con corticoide, tipo Diprogenta.
* Alguna gasa, venda, tiritas y Betadine, por si tuviéramos que actuar sobre una herida.
Y poca cosa más. Yo saqué los blisters de las cajas para que ocuparan menos espacio y lo repartí entre el equipaje de mano y la maleta que facturé, por si acaso.

8) Gel sanitario para las manos. Tocaremos cosas que nos habrá parecido increíble haber tocado, así que mejor llevar en la mochila un envase de gel con una buena dosis de alcohol para evitar problemas posteriores. Podemos ahorrarnos el transporte si queremos, ya que en India se encuentran con facilidad en cualquier farmacia.

9) Una toalla. Si el viaje es de presupuesto medio o bajo, también conviene llevarse alguna toalla personal de las de microfibra, que ocupan muy poco espacio y se secan pronto, ya que la confianza respecto a la limpieza que nos darán las toallas que nos encontraremos en las habitaciones será bastante relativa.Yo reservé hoteles de categoría tres estrellas o inferiores y me vino muy bien tener una toalla propia.

10) Un ladrón o multienchufe o más de uno, depende de los aparatos que tengamos que cargar (móviles, tablets, mp3…), ya que en las habitaciones podemos encontrarnos con escasez de enchufes. Yo es la primera vez que he cargado con varios de ellos en la maleta y no va a ser la última. Es muy cómodo llegar a la habitación y convertir la única toma de corriente que puede haber en ella, a veces muy lejos de la cama, en un lugar donde conectar todos mis dispositivos electrónicos, los antimosquitos, etc.

11) Unas zapatillas muy cómodas que, además, puedan sacarse y ponerse con facilidad, ya que cada vez que se entra en un templo hay que descalzarse. Yo llevaba unas deportivas cómodas con los cordones poco apretados que me permitían colocármelas sin tener que desabrocharlos.

12) Una linterna. Según la población o el hotel, es frecuente quedarse sin electricidad de vez en cuando y si hay que levantarse de la cama, mejor tener una linterna a mano. Esas que se colocan con una cinta sobre la frente son muy cómodas por si hay que leer, escribir o incluso caminar. Tampoco hay que exagerar. A mi sólo me ocurrió en Mandawa, donde estuvimos más a oscuras que con luz.

13) Un candado. A veces hay que dejar el equipaje en algún sitio y es mejor tenerlo controlado y evitar que se pueda abrir. Otras veces es la propia habitación la que necesita un cierre más eficaz que el que de entrada te ofrecen. Un candado siempre va a venir bien. Si vamos a viajar en tren y queremos tener controlada nuestra mochila, un candado de esos de cable para bicicleta es un buen recurso.

14) Muy poca ropa. Con la ropa que utilizaremos para el viaje y una muda será suficiente para una estancia de una semana o más. En India la ropa es muy barata y podemos ir comprando camisetas o pantalones cómodos por unos pocos euros para irnos cambiando. Yo llevé un par de pantalones de esos que tienen bolsillos en los laterales además de los bolsillos normales y me vinieron muy bien, ya que hay que tener presente que el pasaporte tiene que estar siempre con nosotros y que vamos a necesitar una billetera que tendremos que utilizar constantemente para propinas y compras y es conveniente que no sea la que tenemos con nuestros documentos.

15) Una riñonera-billetero de las que se ponen en la cintura por debajo del pantalón, para llevar dinero y otros documentos. Tener en cuenta que cuando cambiemos euros nos darán miles de rupias y si las queremos en billetes pequeños, de no más de 500 rupias, ocuparán mucho espacio y no será cómodo llevarlas en la billetera en el bolsillo. En cambio, en la riñonera debajo del pantalón se pueden llevar con mucha comodidad.

16) Agujas de tender para colgar la ropa o para acabar de adaptar la mosquitera a la cama y que no se mueva.

17) Zapatillas de baño. Imprescindibles. Cuando veamos el estado de limpieza de algunos baños no nos arrepentiremos de haberlas cargado.

18) Una sudadera o chaqueta cómoda. Si viajamos en invierno y visitamos el norte, una sudadera nos hará falta por las noches o algo tipo ropa térmica que pese poco, se pueda llevar dentro de la mochila y abrigue. A mí, además, me fue de maravilla llevar una braga para el cuello que utilicé muy frecuentemente, tanto por la mañana temprano como después de atardecer.

19) Gafas de sol y protector solar si vamos a visitar el sur o viajamos en verano.


20) Un móvil.Como imagino que querremos estar conectados con el resto del mundo, hay que llevar un móvil. Si el que tenemos es libre, nos va a servir cuando compremos una tarjeta SIM india. Yo utilicé el mío sin problemas. Si no, tendremos que comprarnos uno libre para llevárnoslo o comprarlo allí (los precios de los teléfonos tipo Samsung no son muy diferentes de los de aquí, al menos en las tiendas a las que vamos los turistas). 

A todo lo anterior, podéis añadir lo que queráis, pero 
estos veinte elementos os van a ser necesarios en un 
momento u otro.

A primera hora de la mañana o al atardecer, si viajas en 
enero tienes que estar preparado para abrigarte:

En el Fuerte de Bikaner, por la tarde

 Frente al Fuerte de Jaisalmer

Por la noche en Khuri 

 Con el Fuerte de Agra a mis espaldas al atardecer

El único día de lluvia en Khajuraho 

 Al amanecer en el Ganges



===========================================================

1 comentario:

  1. Como lo describes un viaje apasionante,me alegro que lo hayas disfrutado tanto.Espero ir.....

    ResponderEliminar